abascal estrella david

SANTIAGO ABASCAL CONDE

C/ Nicasio Gallego, 9

Madrid 28010 (Madrid)

ESPAÑA

Señor:

Me dirijo a usted como compatriota catalán y porque usted afirma ser un patriota. El valor se le supone. Sin embargo, debo sinceramente advertirle sobre mis dudas respecto a que la política de Vox, el partido que usted lidera, favorezca la causa de la unidad de España. Además, sus simpatías por Israel hacen que estas dudas vayan más allá y se conviertan en sospecha de algo mucho peor.

Respecto a la primera cuestión, usted debe ya saber que el independentismo no ha superado nunca el 50% del apoyo popular en Cataluña, pero anda muy cerca de esa cifra. Un estrecho margen del 5% de catalanes pueden ya inclinar la balanza en favor de los sediciosos. Su programa de usted, claramente neoliberal y derechista en lo social, y la imagen reaccionaria que Vox proyecta del españolismo, pueden ser factores determinantes para que ese 5% de catalanes se inclinen finalmente a favor de los independentistas. Estoy seguro, y no se lo digo con afán retórico, de que Puigdemont salta de alegría ante el fenómeno Vox. Hasta el punto de que anhela su crecimiento entre el sector unionista de la población catalana como garantía de que, finalmente, el concepto mismo de España que usted promueve terminará por romper los lazos de los catalanes con la nación española. Usted no es un nacionalista español porque rechaza, como buen neoliberal —y, por ende, sionista— toda forma de nacionalismo «gentil», pero perjudica gravemente la idea de un nacionalismo español todavía políticamente virtual que debe desarrollarse a caballo de las reivindicaciones sociales y democráticas de las grandes masas de la población trabajadora hispánica.

burofax abascal1

 

Usted, con su imagen y programa, no cosechará nuevos patriotas españoles entre los independentistas, eso seguro, pero conseguirá que los catalanes españolistas de izquierdas —que haberlos, haylos— se entreguen con los brazos abiertos a partidos sediciosos de derechas como el que actualmente lidera el infame Carles Puigdemont.

La única forma de impedir la ruptura de la nación española pasa necesariamente por fomentar un catalanismo unionista capaz de restar votos a los sediciosos, pero esto es justamente lo contrario de lo que hace usted. Además, el catalanismo unionista debe tener como interlocutor, en Madrid, un nacionalismo español de izquierdas, hito completamente inalcanzable para un partido de extrema derecha ultraliberal como Vox.

Y con esto desemboco en la segunda cuestión, a saber, el papel de Israel en el fomento del separatismo catalán. Usted podría acabar con el proyecto sedicioso revelando ante la opinión pública catalana los vínculos entre los líderes independentistas y el sionismo. La única forma de hundir el «procés» y salvar así la unidad de la nación española es acusar de traición a Cataluña, con pruebas en la mano, a Puigdemont, Mas y el resto de los sediciosos. Porque los líderes del separatismo no son nacionalistas ni patriotas catalanes, como dicen, sino sionistas que, en beneficio propio, han vendido el pueblo catalán al Estado de Israel. El propio hijo de Netanyahu reconoció ante usted, en una dura polémica pública que ha sido informada por todos los medios de comunicación, que Israel fomentaba el separatismo catalán como venganza por el apoyo de España a los palestinos. A confesión de parte, relevo de prueba: un hecho gravísimo ha quedado demostrado pero usted no reacciona. Por si fuera poco, desde hace ya más de un año existen evidencias de la alianza entre Puigdemont y la secta racista y supremacista judía Chabad, que considera a todos los no-judíos y, por tanto, también a los catalanes, «almas satánicas» que, literalmente, sólo existen para servir a los judíos. Los hechos fueron puestos en conocimiento del Sr. Albert Rivera, un supuesto «patriota» como usted, pero su única respuesta fue proclamar a otro simpatizante de Chabad, a saber, el Sr. Manuel Valls, candidato de C’s a la alcaldía de Barcelona.

burofax abascal2

Si es usted un verdadero patriota, no puede sacrificar los intereses de España a los del Estado de Israel y el sionismo como están haciendo los falsos patriotas de C’s y PP. Actúe en calidad de verdadero patriota y denuncie públicamente el contubernio entre Puigdemont y el sionismo criminal de Benjamín Netanyahu.

Aquí le adjunto un link con todos los datos conocidos hasta la fecha sobre el caso Puigdemont/Chabad:

JAUME FARRERONS: “ALBERT RIVERA OCULTÓ LOS VÍNCULOS ENTRE PUIGDEMONT Y LA SECTA ULTRADERECHISTA JUDÍA CHABAD”.

Si usted encubre el papel de Israel y de la extrema derecha judía en el proyecto de destrucción del Estado español, la presente carta le dejará en evidencia de por vida.

Atentamente,

Jaume Farrerons

Plataforma Democràtica per Catalunya (PDxC)

Presidente

Figueres, 13 de julio de 2019