PENA CAPITAL PARA EL CAPITAL. Emmanuel Macron, títere de los Rothschild,  no ha comprendido que la gente está harta y resulta cada vez más difícil de manipular. La servidumbre liberal-sionista llega poco a poco, con pasos de paloma sí, pero inexorablemente: somos perfectamente conscientes de ello. Hay que detener los planes de la oligarquía ultraderechista judía cuando todavía nos sentimos ciudadanos y aún no meros esclavos. Después será ya demasiado tarde. Que no te engañen.

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2019/12/huelga-general-francia-2.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2019/12/huelga-general-francia-2-150x150.jpgREDACCIÓ CARRER LA MARCACapitalismoInternacionalPENA CAPITAL PARA EL CAPITAL. Emmanuel Macron, títere de los Rothschild,  no ha comprendido que la gente está harta y resulta cada vez más difícil de manipular. La servidumbre liberal-sionista llega poco a poco, con pasos de paloma sí, pero inexorablemente: somos perfectamente conscientes de ello. Hay que detener...Semanario online