LA MUERTE POLÍTICA DEL EX PRESIDENT ES UN HECHO. Quince empresas involucradas. Ya no se trata de fulminantes implicaciones lógicas, como en el caso Palau, sino de documentos (power point) y, más recientemente, piezas de convicción testificales que estigmatizan a Artur Mas de por vida para la actividad política.

Ni Laura Borràs —también imputada— ni el molt honorable ex president pueden liderar un partido que desempeñe las mismas funciones institucionales que Convergència. Puigdemont es la última baza de los corruptos y a ella se aferra la camorra catalana a través de su inane testaferro xenófobo Quim Torra.

La Guardia Civil ha encontrado una prueba que involucra a Artur Mas en la gestión de la caja B de Convergència (CDC). Los investigadores localizaron un ‘power point’ en la sede de la formación que describe sus mecanismos internos de funcionamiento y confirma que el presidente era el responsable de supervisar y coordinar el trabajo de los departamentos de tesorería y gerencia, los dos pilares que sostuvieron durante más de una década la presunta trama de financiación ilegal del 3%. El documento aún está siendo analizado por los expertos en delitos económicos de la Guardia Civil pero ya ha provocado que las actuaciones sitúen a Mas, presidente de CDC entre 2012 y 2016, como presunto cerebro de una organización delictiva que habría captado fondos opacos por importe de al menos 1.040.800 euros solo entre 2008 y 2013.

Más reciente es el testimonio del empresario catalán Jordi Soler:

La Guardia Civil sostiene que el ex presidente catalán Artur Mas «intermedió» a favor del constructor Jordi Soler, propietario del Grupo Soler e imputado por ser uno de los principales pagadores de comisiones a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC). Su función consistió, según los investigadores, en usar su «influencia política» para conseguir contratos de la Generalitat y otras administraciones gobernadas por su partido. La Unidad de Policía Judicial ha examinado la documentación incautada al empresario el pasado mes de abril y ha comunicado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que ha hallado numerosas comunicaciones y reuniones entre Soler y Mas que vincula con el amaño de licitaciones públicas. Asimismo, hace constar que la constructora ha borrado miles de correos electrónicos ya que «existía algún interés en evitar que se hallara información sobre los mismos».

Estas evidencias confirman el testimonio precursor de Juan Antonio Salguero:

Artur Mas se enteró por un correo electrónico de los pagos de mordidas en adjudicaciones públicas, al menos, en el año 2003, cuando todavía era ‘conseller en cap’ (consejero jefe) en el Gobierno de Jordi Pujol. Así consta en la declaración del empresario Juan Antonio Salguero, realizada ante la Guardia Civil el 2 de febrero de 2016. La declaración consta en el sumario del 3% que instruye el juez Josep Bosch, titular del juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell (Tarragona). Salguero fue uno de los empresarios que denunciaron en el año 2005 el pago de mordidas a Convergència, justamente en los días en que Pasqual Maragall le espetó a Artur Mas que el problema de Convergència se llamaba 3%.

Por tanto, Convergència, PDeCAT, Junts X Catalunya —comoquiera que pretenda denominarse el Clan del Pinyolestá muerta de iure y, por ende, el falso héroe Puigdemont también. No se trata aquí de hechos relacionados con el 9-N y el 1-O, sino del carácter mafioso de la trama montada bajo las apariencias de un partido político, cuyas siglas pueden cambiar pero cumple siempre la misma función. Nuestro trabajo consiste en llevar esta buena nueva al pueblo catalán.

HAN DESACREDITADO EL CATALANISMO

Pujolistas con diferentes disfraces, pero pujolistas a fin de cuentas. Son la misma jauría de sinvergüenzas, mentirosos, ladrones y manipuladores encarnada por la familia-mafia Pujol Ferrusola. ¡Un clan de camorristas que se auto-instituye en el corazón de la Generalitat de Catalunya como organización criminal, tal cual! Sus principales víctimas: los propios catalanes, a quienes no sólo han saqueado, sino además adoctrinado, lobotomizado, hasta la idiotización y degradación moral de millones de ellos. ¡Les parece bien la estafa si la perpetran nuestros corruptos, pero lloriquean que “Espanya ens roba”! El catalanismo queda así desacreditado por décadas. Los que conservamos todavía el sentido del ridículo percibimos —con sonrojo pues—, cada vez que escuchamos a uno de estos canallas y cantamañanas contar alguno de sus cuentos victimistas en TV3, la bancarrota ética de un pueblo. El Clan del Pinyol es, en definitiva, el principal problema político de Cataluña. Tenemos que ser los catalanes quienes nos liberemos de él extirpándolo como un tumor, de cuajo.

Figueres, la Marca Hispànica, 9 de enero de 2020.

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/01/artur-mas-kippa.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/01/artur-mas-kippa-150x150.jpgREDACCIÓ CARRER LA MARCALocalartur mas,convergència,PuigdemontLA MUERTE POLÍTICA DEL EX PRESIDENT ES UN HECHO. Quince empresas involucradas. Ya no se trata de fulminantes implicaciones lógicas, como en el caso Palau, sino de documentos (power point) y, más recientemente, piezas de convicción testificales que estigmatizan a Artur Mas de por vida para la actividad política. Ni...Semanario online