DOS EXTREMOS, UNA MISMA TAREA: ROMPER ESPAÑA. Tiran de la cuerda en sentidos opuestos: ésta es su forma de colaborar, que sólo los cretinos integrales —de un bando y del otro— no perciben. Puigdemont trabaja para la secta judía Chabad y Abascal para la secta judía CNRI.  ¿Casualidad? Carta abierta de Jaume Farrerons a Santiago Abascal. El líder de Vox nunca respondió.
LOS CRIMINALES DEL PENTÁGONO E ISRAEL QUE EN 2004 ORGANIZARON EL 11-M FINANCIAN HOY UN PARTIDO LLAMADO VOX
La pista conduce a los Estados Unidos e Israel y, en última instancia, al fenómeno neocon sionista, que tiene también —por supuesto— sus consecuencias para España. La estrategia de los neocon se basa en el llamado choque de civilizaciones, a saber, la civilización judeo-cristiana y la civilización islámica.  Este supuesto choque ha sido literalmente fabricado por los neocon sionistas, con la inestimable ayuda del aliado saudí. Para los españoles, el choque inducido comenzó el 11-M, un atentado que se quiso interpretar en clave de política nacional, pero que, por sus enormes dimensiones, no resulta siquiera concebible bajo esa óptica. Los políticos profesionales españoles se limitaron a ocultar y silenciar los hechos mientras las cloacas del Estado perpetraban el trabajo sucio del encubrimiento y la falsificación de pruebas. 
La clave del 11-M remite sin duda al 11-S. Por lo que respecta a la autoría intelectual y política, y a tenor del hecho de que el 11-S iba a operar para los neocon sionistas como el casus belli fraudulento que justificara la invasión de Irak, pero no les funcionó —¡aunque bien que intentaron imputar a Saddam Hussein la matanza de las Torres Gemelas!—, no cabe la menor duda de lo siguiente: quienes inventaron el bulo de las armas de destrucción masiva iraquíes pretendían, mediante el atentado del 11-S, producir un sucedáneo propagandístico de la culpabilidad de Irak y son, en consecuencia, los mismos personajes que planificaron dicho atentado.

Os mostramos la identidad y los rostros de los personajes que organizaron el 11-S. Ahora bien, si constituyen los autores intelectuales del 11-S, entonces el 11-M y el 17-A, actos “terroristas” de falsa bandera que perseguían análogas finalidades geoestratégicas y propagandísticas, son también obra suya. Por otro lado, estos energúmenos pertenecen al mismo sector político neocon o zioncon (sionistas) que los patrocinadores de Vox en el Pentágono.

BARDAJÍ: “PASABA MUCHO TIEMPO EN EL PENTÁGONO”. Así, cuando la derecha llegó al Gobierno (1996-2004), Bardají es nombrado asesor del Ministerio de Defensa. Pese a que George W. Bush y Aznar coincidieron en la presidencia de sus respectivos países apenas tres años y algunos meses, Bardají pasó a estar muy bien conectado con los máximos responsables políticos republicanos por su labor impulsando la participación de España en ‘La foto de las Azores’ y la posterior Guerra de Iraq: “Pasaba mucho tiempo en Washington, tanto en el Pentágono como en la Casa Blanca, con los preparativos”, afirmó Bardají en la mencionada entrevista de La Gaceta. En ella también resalta su relación con la Administración Bush: “Era una relación estratégica, de diálogo, pero también una buena relación personal. Cuando uno vive momentos fuertes se crean unos lazos que en otras situaciones normales no se crean”.

Rafael Bardají —el ideólogo de Vox— es pues amigo —y peón español— de los criminales de la guerra de Irak que organizaron no sólo el 11-S, sino toda la serie de atentados “islamistas” cometidos después, singularmente del 11-M y el 17-A. Por tanto, cabe preguntarse por la responsabilidad política de semejante traición y matanza perpetrada contra la nación española. Santiago Abascal es, como “Ansar” (Aznar en la jerga del semianalfabeto George W. Bush) y Rafael Bardají, el cipayo felón de los criminales sionistas. Y ha sido financiado por la Contra” iraní, una de las muchas camorras de asesinos a las órdenes de Washington. El dinero de los patrocinadores judeo-iraníes de Vox procede, sin duda, ya del Pentágono, ya de las monarquías wahabitas del Golfo. Así las cosas, si relacionarse con el régimen de Nicolás Maduro constituye, para la derecha española, un objeto de estigmatización, imaginen qué podría reprochárseles a los que aparecen retratados como correligionarios y lacayos políticos de quienes diseñaron y ordenaron el peor acto terrorista de la historia de España.

Figueres, la Marca Hispánica, 4 de marzo de 2020.

¿QUIÉN INVENTÓ EL BULO DE LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA IRAQUÍES?

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/03/indepe-sionismo.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/03/indepe-sionismo-150x150.jpgEDITORNacionalcrímenes del liberalismo,destacats,extrema derecha,oligarquía,Puigdemont,sionismo,voxDOS EXTREMOS, UNA MISMA TAREA: ROMPER ESPAÑA. Tiran de la cuerda en sentidos opuestos: ésta es su forma de colaborar, que sólo los cretinos integrales ---de un bando y del otro--- no perciben. Puigdemont trabaja para la secta judía Chabad y Abascal para la secta judía CNRI.  ¿Casualidad? Carta...Semanario online