INFORMACIÓN DEL NEW YORK TIMESEl laboratorio de investigación de armas biológicas norteamericano echó el cerrojo pocos meses antes del brote de Wuhan. Según informa EL ESPÍA DIGITAL basándose en un artículo de Godfree Roberts, quien cita abundantes fuentes de revistas científicas, los estadounidenses que asistieron a los  Juegos Militares Mundiales en la ciudad china se entrenaron muy cerca de Fort Detrick, alojándose además en las proximidades del mercado de mariscos donde fue se inició presuntamente la pandemia de Covid-19.

Delegación norteamericana en los Juegos Militares Mundiales, Wuhan (China, octubre de 2019).

Según Denise Grady, del New York Times, una fuente a priori supuestamente fiable de una información claramente perjudicial, en estos momentos, para los EEUU:

Deadly Germ Research Is Shut Down at Army Lab Over Safety Concerns. Problems with disposal of dangerous materials led the government to suspend research at the military’s leading biodefense center. Safety concerns at a prominent military germ lab have led the government to shut down research involving dangerous microbes like the Ebola virus. “Research is currently on hold,” the United States Army Medical Research Institute of Infectious Diseases, in Fort Detrick, Md., said in a statement on Friday. The shutdown is likely to last months, Caree Vander Linden, a spokeswoman, said in an interview. The statement said the Centers for Disease Control and Prevention decided to issue a “cease and desist order” last month to halt the research at Fort Detrick because the center did not have “sufficient systems in place to decontaminate wastewater” from its highest-security labs. But there has been no threat to public health, no injuries to employees and no leaks of dangerous material outside the laboratory, Ms. Vander Linden said.

Traducido:

Investigación de gérmenes letales se cierra en laboratorio del ejército por preocupaciones de seguridad. Los problemas con la eliminación de materiales peligrosos llevaron al gobierno a suspender la investigación en el principal centro de biodefensa del ejército. Las preocupaciones de seguridad en un prominente laboratorio militar de germen han llevado al gobierno a cerrar la investigación que involucra microbios peligrosos como el virus del Ébola. “La investigación está actualmente en espera”, dijo el viernes en un comunicado el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de los Estados Unidos, en Fort Detrick, Maryland. Es probable que el cierre dure meses, dijo en una entrevista Caree Vander Linden, una portavoz. La declaración dijo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades decidieron emitir una “orden de cese y desistimiento” el mes pasado para detener la investigación en Fort Detrick porque el centro no tenía “sistemas suficientes para descontaminar las aguas residuales” de sus laboratorios de mayor seguridad.

La información fue ampliada al día siguiente, el 6 de de agosto, en la prestigiosa revista The Sciencist:

Los CDC cierran la investigación de enfermedades del Army Lab. La agencia cita fallas en los procedimientos de bioseguridad en el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de EE. UU. En Maryland. La investigación obre patógenos peligrosos se suspendió en un laboratorio del ejército en Fort Detrick en Maryland después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades descubrieran fallas en la seguridad de la biotecnología allí, informó Frederick News-Post el 2 de agosto. Un portavoz del Instituto de Investigaciones Médicas del Instituto de Investigación Médica del Ejército de EE. UU. Enfermedades (USAMRIID) le dice al periódico que no se han encontrado materiales que causen enfermedades fuera de las áreas autorizadas en el sitio. Según su sitio web , USAMRIID ha sido el laboratorio principal del Departamento de Defensa de los EE. UU. Para la investigación de defensa biológica médica desde 1969. El News-Post informa que la instalación cuenta con laboratorios de bioseguridad de nivel 3 y nivel 4 y ha trabajado en patógenos como el Ébola, Yersinia pestis (peste) y Francisella tularensis (tularemia). Esos patógenos se encuentran entre los considerados ” agentes y toxinas selectos ” por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que solo permite que laboratorios autorizados trabajen en ellos.

La reconstrucción china de los hechos, que transcribimos a continuación del artículo de Godfree Roberts en EL ESPÍA DIGITAL, es la siguiente:

FUEGO DE WUHAN: CHINA EXIGE UNA CONTABILIDAD HONESTA. Ahora es prácticamente seguro que COVID-19 fue traído a Wuhan por las tropas estadounidenses que participaron en los Juegos Militares Mundiales de la ciudad el pasado 18 y 27 de octubre. El contingente estadounidense de 300 personas se mantuvo a 300 metros del mercado de mariscos de Huanan, donde comenzó el brote de China (ver mapa a continuación) en el Hotel Wuhan Oriental.

Cinco de las tropas estadounidenses desarrollaron fiebre el 25 de octubre y fueron trasladadas a un hospital de enfermedades infecciosas para recibir tratamiento. 42 empleados del Hotel Oriental fueron diagnosticados con COVID-19, convirtiéndose en el primer grupo en Wuhan. En ese momento, solo 7 personas del mercado habían sido diagnosticadas (y tratadas antes que el personal del hotel). Los 7 tuvieron contacto con los 42 del hotel. De esta fuente, el virus se propagó al resto de China. El equipo de los Juegos Militares Estadounidenses entrenó en un lugar cerca de Fort Detrick, el laboratorio viral de los militares fue cerrado por los CDC en julio por varias deficiencias. La gran pregunta ahora es si la transmisión fue planeada o accidental. Las autoridades chinas esperan una explicación de las autoridades estadounidenses. Hace unos días, Mike Pompeo llamó por teléfono a Yang Jiechi, Consejero de Estado de Relaciones Exteriores de China. La contraparte de Pompeo es en realidad el ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi y Yang es el jefe de Wang, por lo que Pompeo quería hablar sobre algo urgente e importante. Pompeo quería que los chinos no publicitaran lo que habían encontrado. Respuesta de Yang: “Esperamos su solemne explicación, especialmente sobre el paciente cero”.

El artículo del New York Times se cerraba con un un parágrafo harto inquietante:

Se han producido errores en otros laboratorios gubernamentales, incluidos los de los Centros para el Control de Enfermedades y los Institutos Nacionales de Salud. Y en 2009, la investigación en el instituto en Fort Detrick fue suspendida porque estaba almacenando patógenos que no figuran en su base de datos. El instituto del ejército también empleó a Bruce E. Ivins, un microbiólogo que era el principal sospechoso, pero que nunca fue acusado, en los correos de ántrax en 2001 que mataron a cinco personas. El Dr. Ivins murió en 2008 , aparentemente por suicidio.

La OMS podría exigir a los CDC (autoridad sanitaria de EEUU) la lista fallecidos estadounidenses por Covid-19 antes del brote de Wuhan, pero según Godfree Roberts:

La OMS no ha solicitado los datos de los CDC porque los Estados Unidos han estado atacando a la OMS a diario y el Dr. Ghebreyesus sabe que los Estados Unidos pueden hacer que lo despidan.

Sin embargo, Godfree Roberts no indica la fuente que avale el hecho, decisivo, de que la delegación norteamericana en los Juegos Militares Mundiales se entrenara en las proximidades de Fort Detrick. El primer artículo que se publico sobre el cierre de Fort Detrick fue publicado el 2 de agosto de 2019 en Frederick New Post. Cuando intentamos acceder a dicho artículo, empero, aparece un aviso de que resulta inaccesible por razones legales. Intentaremos aclarar estas dudas en próximos artículos.

Figueres, la Marca Hispànica, 3 de abril de 2020.

LA AUTORIDAD SANITARIA ESTADOUNIDENSE RECONOCE FALLECIDOS EN EEUU POR COVID-19 ANTES DEL BROTE CHINO

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/04/fort-detrick666.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/04/fort-detrick666-150x150.jpgEDITORInternacionalcoronavirus,crímenes del liberalismo,destacats,genocidios anglo-americanos,imperialismo,oligarquía,sionismo,voxINFORMACIÓN DEL NEW YORK TIMES. El laboratorio de investigación de armas biológicas norteamericano echó el cerrojo pocos meses antes del brote de Wuhan. Según informa EL ESPÍA DIGITAL basándose en un artículo de Godfree Roberts, quien cita abundantes fuentes de revistas científicas, los estadounidenses que asistieron a los  Juegos Militares...Semanario online