GOLPE MORTAL A LA PRINCIPAL CONSIGNA DEL PARTIDO ULTRADERECHISTA. El silencio de Vox sobre la desastrosa gestión de la crisis por parte de gobernantes de su misma línea ideológica (Trump, Johnson, Bolsonaro…) iba acompañada de constantes ataques al gobierno de Pedro Sánchez por permitir la manifestación feminista del 8-M. Pero la decisión de Trump no sólo de permitir, sino de alentar las manifestaciones y concentraciones masivas en plena pandemia constituye tiro de gracia a la esperpéntica retórica de Santiago Abascal, cuya destitución promueve el sector  crítico de la organización. 

Abascal con el hijo de Bolsonaro, cuya desastrosa gestión contra el virus copiaría el caudillo de Vox si detentara el poder en España.

El discurso de Abascal se ha basado en la más brutal criminalización del gobierno de Pedro Sánchez, en parte justificada, por permitir la manifestación del 8-M, pero soslayando el consentimiento del propio Abascal para que se celebrara el congreso de Vistalegre. Según el líder de Vox, además, la gestión gubernamental de la pandemia sería desastrosa y la peor del mundo. Sin embargo, este repetitivo y machacón recurso al “cuanto peor, mejor” y la política de obstrucción a la actuación del gobierno contra el Covid-19 se basa en falacias. Las curvas de contagios acreditan que el 8-M ya había, como mínimo y sin contar a los centenares de miles de asintomáticos, unas cuarenta mil personas infectadas, las cuales contrajeron el virus en febrero y que, debido al periodo de incubación y a los plazos inevitables inherentes a los procesos de detección, sólo fueron declaradas tales entre el 8 y el 22 de marzo. Sin duda, hubo muchísimos contagios el 8 de marzo, de suerte que permitir esas manifestaciones fue un error que deberá ser saldado en los tribunales, pero este hecho imputa con especial gravedad a locales cerrados donde se celebraron actos de masas, como Vistalegre, donde Ortega Smith tosía, se tapaba la boca con la mano y luego saludaba a decenas de asistentes que finalmente transportaron el coronavirus a los cuatro los rincones de España. 

Sin embargo, no ha sido éste el único batacazo que ha recibido el discurso del nuevo caudillo español, porque la OMS felicitó a España por su gestión de la pandemia. Además, las tasas de letalidad de países como Reino Unido, Italia, Holanda y Bélgica son superiores a la española. El discurso de Abascal se ha refugiado entonces en el recurso a la tasa de mortalidad, otra impostura flagrante, porque dicho índice no sirve para valorar la gestión gubernamental de la pandemia al menos hasta el final de la misma. En efecto, un país del Tercer Mundo con 100 millones de habitantes y un sistema sanitario rudimentario pero que se hallara en los inicios de la pandemia y presentara un solo fallecido, podría alardear de una gestión de la crisis sanitaria más eficaz que Alemania, con una tasa de letalidad bajísima pero 140.000 contagiados y 4000 muertos. Evidentemente, sólo personas de ínfimo nivel cultural podrían dejarse manipular por las consignas de Abascal. A pesar de ello, Abascal miente, porque España tampoco sería el país con la tasa de mortalidad más alta, como pretende el líder de Vox. 

En esta situación ya crítica y con un relato que hace aguas por todos lados, la postura de Trump alentando a las manifestaciones y concentraciones masivas en plena pandemia constituye la reductio ad absurdum del discurso de Vox, que alaba en sus correligionarios neocon sionistas el mismo tipo de actuaciones denostadas en Pedro Sánchez. Abascal ha hecho mucho daño a España y debe dimitir por Vistalegre, por utilizar a los muertos como arma electoral, por sus imposturas sistemáticas, por financiarse con dinero de terroristas, por formar parte de una secta destructiva, por favorecer la pandemia con una política de palos en las ruedas a las medidas sanitarias gubernamentales y por el criminal y mayúsculo ridículo de sus socios y mecenas en el extranjero.

Figueres, la Marca Hispànica, 18 de abril de 2020.

LA CURVA DEMUESTRA QUE LA MAYORÍA DE LOS CONTAGIOS NO SE PRODUJERON EL 8-M

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/04/trump-manifestaciones-1024x813.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/04/trump-manifestaciones-150x150.jpgEDITORNacionalcoronavirus,extrema derecha,fake news,sionismo,voxGOLPE MORTAL A LA PRINCIPAL CONSIGNA DEL PARTIDO ULTRADERECHISTA. El silencio de Vox sobre la desastrosa gestión de la crisis por parte de gobernantes de su misma línea ideológica (Trump, Johnson, Bolsonaro...) iba acompañada de constantes ataques al gobierno de Pedro Sánchez por permitir la manifestación feminista del 8-M....Semanario online