LA EXTREMA DERECHA PARLAMENTARIA PARECE INCAPAZ DE COMPRENDER QUE EL FUTURO DE LA HUMANIDAD PASA NECESARIAMENTE POR EL SOCIALISMO. Un acertado artículo de Sputnik que ya hemos analizado en CARRER LA MARCA resumía la cuestión con una sola fórmula: cuando Vox sale de España se quita la bandera. El presunto patriotismo español de la cúpula del partido —no en vano hostil al nacionalismo y sometida a la secta destructiva El Yunque—  es pura fachada. En realidad, Vox sirve a los intereses de la oligarquía financiera sionista, con los Rothschild a la cabeza, y a organismos como el FMI, la Comisión Trilateral, el Club Bilderberg, Wall Street, la City de Londres, los lobbies judíos transnacionales y el Estado de Israel. Por este motivo, Vox intentará utilizar la pandemia con los fines que ha sido propagada: justificar la quiebra del Estado social; profundizar en la política de recortes a las instituciones de servicio público; desregular el trabajo, privatizar las pensiones, la sanidad y la educación; deslocalizar el tejido productivo a la búsqueda de mano de obra esclava en el extranjero; promover la inmigración para reventar el precio de la fuerza de trabajo autóctona —a pesar de la discriminación de los inmigrantes, que afectará única y exclusivamente a los musulmanes—, etcétera. Vox se presenta como defensor de los trabajadores españoles contra unas supuestas élites progres que simplemente no existen, porque las élites son todas de derecha neoliberal, sionistas y judeo-cristianas. Cuando los líderes de Vox se entrevistan con los prominentes de las élites e intentan tranquilizarlos sobre el populismo del partido, entonces —y sólo entonces—, aparece el verdadero rostro de Santiago Abascal. 

Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio en la fiesta judía de la Janucá.

Una ‘tournée’ por Londres.  Cónclave de Vox con HSBC, Citi, Goldman y UBS para borrar su imagen antisistema. Los grandes bancos de inversión preguntaron al partido de Abascal cuáles son sus propuestas para Europa o por qué defiende el derecho a portar armas. FERNANDO H. VALLS. Viernes, 29 Marzo 2019, 04:30. Actualizado: 29/03/2019, 07:43.

Vox está cultivando relaciones internacionales de primer nivel. En Londres, donde ha viajado una delegación del partido, se celebró el pasado miércoles un encuentro con directivos de los principales bancos de inversión ubicados en la City. Estuvieron representantes de varios de los grandes, todos ellos con importantes inversiones en España, que querían conocer de primera mano cuáles eran las propuestas del partido presidido por Santiago Abascal de cara a las elecciones del próximo 28 de abril. Esencialmente buscaban saber para qué quieren entrar en las instituciones nacionales.

El fenómeno Vox ha traspasado las fronteras españolas y ha llegado al epicentro de la ciudad que baña el Támesis. Según relatan a La Información testigos presenciales, la cita tuvo lugar en una residencia del lujoso barrio de Chelsea. Allí se dieron cita un grupo compuesto por una treintena de representantes de las finanzas londinenses, algunos de ellos españoles. Había directivos de HSBC, Goldman Sachs, Citi o UBS, entre otros, así como de firmas industriales o del mercado inmobiliario. Todos ellos acudieron con la condición de que no trascendieran sus nombres. Y el invitado era Iván Espinosa de los Monteros, número tres al Congreso por Madrid y vicesecretario de Relaciones Internacionales.

El encuentro fue en formato informal y se prolongó durante más de tres horas, hasta pasada la 1 de la mañana. Fue una cena y una sesión en formato de coloquio. ¿Qué querían saber los ejecutivos presentes en la velada? Tener claro si Vox apuesta por abandonar la Unión Europea, cuáles son sus principales medidas fiscales, con qué equipos cuenta para entrar en el Congreso de los Diputados… En definitiva, según las fuentes que participaron en la cita, conocer si lo que se publica en los medios de comunicación sobre el partido ‘verde’ estará en su programa electoral, un proyecto que tendrá a Rubén Manso como un cerebro más en su parte económica.

Al principio del intercambio de comentarios los directivos presentes se mostraron más bien escépticos. Preguntaron a Espinosa de los Monteros la opinión de Vox sobre el papel de la mujer en la sociedad, sobre el derecho a portar armas del que habló Abascal hace unos días… o, la que fue la cuestión estrella: “¿Sois antieuropeístas?” En el encuentro, por cierto, también se encontraba un conocido artista español que prefiere no desvelar su nombre.

Cuentan que Espinosa de los Monteros explicó a los presentes que Vox quiere entrar en el Congreso para aplicar las políticas económicas que llevará en su programa. Habló de las clásicas propuestas de la formación, como una rebaja de impuestos para empresas y familias, la exención del IRPF en las pensiones contributivas y el establecimiento de un tipo único fijo del 20% hasta los 60.000 euros anuales. También plantean la rebaja del tipo general del Impuesto sobre Sociedades al 20%. Calmó, en definitiva, a los interesados explicándoles que ellos no son antisistema.

Boris Johnson, el neocon sionista y —como Trump o Bolsonaro— tan genocida de su propio pueblo como títere del presunto “pueblo escogido” al que adora la oligarquía.

No otra es la curiosa lucha contra las élites y en favor del pueblo que propone Vox: un fraude. La Información remata el artículo con el siguiente dato, que vincula al partido de Abascal con Boris Johnson, es decir, el neocon sionista causante de la matanza de ciudadanos británicos fruto de su irresponsable —¿o deliberadamente criminal?— política sanitaria frente a la pandemia:

En la misma ronda de contactos, Espinosa de los Monteros estuvo en el Parlamento británico para mantener encuentros con Chris Heaton-Harris, Ross Thomson y Andrew Lewer. Los tres son representantes del Partido Conservador británico que dirime el Brexit estos días y que se enfrenta a la dimisión de May. Fuentes de Vox afirman que los parlamentarios decidieron recibirles porque les consideran “su partido de referencia en España”. Vox podría integrarse después de las Europeas en su mismo grupo continental, la Alianza de los Conservadores y Reformistas Europeos (ACRE).

Fuente: https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/vox-londres-hsbc-goldman-sachs-citi-ubs-bancos/6496296/

Matteo Salvini, el aliado neocon sionista de Abascal en Italia, con la secta supremacista judía Chabad, la misma organización a la que sirve el sionista Carles Puigdemont.

No debe, por tanto, extrañar, que la política de Vox consista en oponerse a gravar las grandes fortunas para sufragar los costes sociales del Covid-19 propagado por esas mismas oligarquías, y en instrumentalizar la pandemia como coartada para desmantelar de una vez por todas el Estado social: 

Vox rechaza subir los impuestos a los ricos y advierte de que el Estado tendrá que recortar por el lado “más doloroso”. El partido ultra insiste en las mismas recetas de siempre: neoliberalismo, desigualdad y recortes en el Estado de Bienestar para proteger a las élites y a las clases más altas. Por José Antequera – 02/05/2020.

El portavoz del grupo parlamentario Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ve con temor los planes del Gobierno para sacar a España del atolladero en que se ha metido por la crisis del coronavirus. El diputado ultra cree que por “este camino” de las políticas de izquierdas se acabará por subir los impuestos, “primero a ricos y grandes fortunas, aunque llegarán a todas las clases medias”, además de congelar la pensiones y reducir sueldos en el sector público. Espinosa ha calificado de “muy preocupantes” las previsiones económicas del Ejecutivo de coalición y ha añadido que “lo que agrava aún más la situación” es que la ideología de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias “va a impedir que se tomen las medidas adecuadas” para afrontar la crisis.

La declaración del portavoz de la formación verde se produce horas después de que el ministro de Consumo,  Alberto Garzón, haya propuesto crear nuevas figuras tributarias, como un impuesto de solidaridad temporal a las grandes rentas y patrimonios, así como romper el marco legal que apuntala las políticas de austeridad. La ambiciosa reforma fiscal que propone Izquierda Unida contempla amplias reestructuraciones en el modelo de tributación cuyo objetivo final es elaborar y defender −también dentro del Gobierno de coalición−, una propuesta alternativa que vaya más allá de un Plan Marshall pergeñado por las élites que, según la formación de Garzón, “únicamente pretenden poner un paréntesis temporal al neoliberalismo”. El ministro defiende la necesidad de renovar las reglas del mercado y democratizar el metabolismo económico ultracapitalista para que la economía no se base en la acumulación de plusvalía monetaria y garantice la equidad social. También apuesta por la potenciación de lo común y los servicios públicos, la elaboración de un plan de reindustrialización, el diseño de un nuevo modelo energético que palíe los graves efectos del cambio climático y un nuevo marco de relaciones laborales que frene los abusos de la patronal.

El modelo de defensa de lo público que ha lanzado Garzón ha provocado la urticaria inmediata de Vox, un partido siempre en guardia para proteger los derechos de las élites empresariales y financieras y los privilegios de las clases más altas. El manual que propone el partido de Santiago Abascal para salir de la crisis del covid-19 es diametralmente opuesto, ya que apuesta por la continuidad de un sistema neoliberal desbocado a todas luces fracasado tras siglos de injusticia social. El virus ha venido para darle un ultimátum a la civilización humana: o cambiamos el actual modelo productivo, avanzando hacia una economía verde sostenible que palíe los efectos del cambio climático y logrando un reparto equitativo de la riqueza entre las clases sociales y las naciones (superando el modelo colonial de sobreexplotación capitalista) o el futuro que le espera a la humanidad no es otro que más pandemias y un planeta todavía más degradado y devastado.

Sin embargo, Espinosa de los Monteros tiene otra lectura de la situación que antepone, como siempre hacen las derechas, el capital al bienestar de los seres humanos. El portavoz de Vox ha criticado que el Gobierno siga “con sus laberintos burocráticos” y con medidas “cuyo alcance no llegan a los españoles”, dejándolos “en una situación muy precaria”. El líder de Vox ha resaltado que España debe empezar a tomar medidas “para afrontar el endeudamiento”, reduciendo “todos los gastos superfluos o innecesarios” para no acabar “reduciendo por lados mucho más dolorosos”. Es el mensaje premonitorio que lanza Espinosa y que nos advierte de lo que nos espera: el garrotazo del poder representado por la banca y el Íbex35, recortes mucho más brutales que los de la crisis de 2008, un austericidio en toda regla como el que puso contra las cuerdas el Estado de Bienestar y nuestro sistema público sanitario hoy herido de muerte.

“Es momento para dedicar todos los recursos del Estado a la liquidez y el empleo”, asevera Espinosa. Además, se ha referido a la necesidad de “garantizar liquidez para las pymes que no están teniendo recursos” ante el cierre por el estado de alarma, así como “salvaguardar el empleo”, proponiendo que el Gobierno “asuma las nóminas de todos los españoles” que no estén pudiendo trabajar. Demagogia populista que tras el pretexto de velar por el bien común de los españoles se esconde lo de siempre: la custodia de los intereses del gran capital y de los privilegios del señorito.

Fuente: https://diario16.com/vox-rechaza-subir-los-impuestos-a-los-ricos-y-advierte-de-que-el-estado-tendra-que-recortar-por-el-lado-mas-doloroso/

Santiago Abascal con el independentista y sionista de extrema derecha Matteo Salvini.

Los dirigentes de Vox son traidores al pueblo español que colaboran con unas élites cuyo objeto, entre otros, es romper España y convertir sus restos en algo que, no en vano, se denominará Sefarad. ¡No te dejes engañar!

Figueres, la Marca Hispánica, 4 de mayo de 2020.

EL PROGRAMA ECONÓMICO DE VOX ES NEOLIBERALISMO SALVAJE

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/05/rocio-monasterio-en-januca-1024x783.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/05/rocio-monasterio-en-januca-150x150.jpgEDITOREconomiacrímenes del liberalismo,imperialismo,neoliberalismo,oligarquía,sionismo,voxLA EXTREMA DERECHA PARLAMENTARIA PARECE INCAPAZ DE COMPRENDER QUE EL FUTURO DE LA HUMANIDAD PASA NECESARIAMENTE POR EL SOCIALISMO. Un acertado artículo de Sputnik que ya hemos analizado en CARRER LA MARCA resumía la cuestión con una sola fórmula: cuando Vox sale de España se quita la bandera. El...Semanario online