LA VERSIÓN CHINA DE LOS HECHOS SALE REFORZADA TRAS EL DESCUBRIMIENTO DE CASOS DE COVID-19 EN LOS JUEGOS MILITARES MUNDIALES. No salimos todavía del terreno de los indicios, pero ya no quedan dudas razonables sobre el hecho de que las fechas de inicio de la pandemia son muy anteriores al brote de Wuhan. Con lo cual, podemos plantearnos la cuestión crucial relativa a la verdadera procendencia del virus. Este dato es decisivo porque, aunque el microorganismo no haya sido fabricado en un laboratorio, como pretende Donald J. Trump acusando sin fundamento alguno a China, sí puede haber sido propagado adrede en China con fines que es menester conocer. En este sentido, reproducimos aquí un artículo que reclama una investigación de la posible trazabilidad estadounidense del Covid-19.  Compartimos completamente las razones expuestas, quienquiera que sea, por su autor, las cuales no requieren de ningún comentario adicional. 

Con tantas dudas, EE.UU. debe ser sometido a una investigación internacional

Recientemente, algunos políticos estadounidenses representados por Mike Pompeo ignoraron la crítica situación epidémica interna y continuaron difundiendo rumores de que el nuevo coronavirus se originó en el Instituto de Virología de Wuhan, además exigieron una investigación internacional para dicha institución. De hecho, la opinión pública internacional, incluidos los principales medios de información estadounidenses, en su mayoría mantienen que el gobierno estadounidense es precisamente quien debe ser sometido a una investigación internacional por tantas dudas existentes en su situación epidémica.

Como señaló el editor en jefe de la prestigiosa revista médica The Lancet, Richard Horton, en una entrevista con el Grupo de Medios de China: “Estados Unidos desperdició tiempo en febrero y principios de marzo. Esta es la tragedia de la neumonía COVID-19 causada por el hombre.” El New York Times también lamentó que el número de muertos por la neumonía COVID-19 en los Estados Unidos en sólo ocho semanas superara las cifras de fallecidos registradas durante la Guerra de Vietnam en ocho años. Siendo la nación con las mejores condiciones médicas del mundo, el número de casos confirmados y muertes se ha convertido en el más alto del planeta, y el país actualmente es el principal exportador de la enfermedad. Esto es realmente increíble.

DE LA ISLAMOFOBIA A LA SINOFOBIA O LA PANDEMIA DEL COVID-19 INTERPRETADA DESDE EL 11-S

Lo que es aún es más desconcertante es que esos políticos estadounidenses siguen sin prestar atención al control de la epidemia, y concentran sus esfuerzos en inventar mentiras para “pasar la pelota” a China, intentando liberarse de responsabilidades a través de las supuestas investigaciones internacionales, y aún más para encubrir el fracaso en la prevención y el control de la epidemia en el país norteamericano.

¿Por qué la prevención y el control de la epidemia de EE. UU. fallaron increíblemente en esta medida? ¿Qué tipo de responsabilidad deben asumir los Estados Unidos por la propagación de la epidemia mundial? ¿Cuál es la intención detrás de la desviación de atención de parte de EE.UU.? Todo esto debe ser investigado.

En primer lugar, Estados Unidos debería permitir que organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) ingresen al laboratorio biológico en Fort Detrick para realizar investigaciones de campo en respuesta a las demandas del público. En marzo, hubo una petición en el sitio web de la Casa Blanca que exigía la aclaración del cierre de dicha institución en julio del año pasado, con el fin de conocer si esta institución investiga el nuevo coronavirus y si hay problema de fuga del virus.

EL LABORATORIO DE ARMAS BIOLÓGICAS DE FORT DETRICK SE CLAUSURÓ POR FALLOS DE SEGURIDAD EN AGOSTO DE 2019

En segundo lugar, Estados Unidos debería cooperar con agencias internacionales para investigar si el gobierno usa la llamada influenza para encubrir la epidemia COVID-19. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC) indicaron, en un informe emitido a finales de febrero, que se han reportado más de 30 millones de casos de las enfermedades causadas por la gripe en los EE. UU. en ese invierno. El director de los CDC de EE. UU., Robert Redfield, admitió personalmente que algunas personas que creían habían muerto por la gripe podrían haber sido infectados con el nuevo coronavirus. Entre los decesos por influenza reportados en los EE. UU., ¿cuántas fueron productos de COVID-19? ¿Ya había aparecido en Estados Unidos el primer caso de la neumonía COVID-19 del mundo? La comunidad internacional debería comprender esto lo antes posible para controlar la epidemia.

LA AUTORIDAD SANITARIA ESTADOUNIDENSE RECONOCE FALLECIDOS EN EEUU POR COVID-19 ANTES DEL BROTE CHINO

Tercero, los Estados Unidos también deben cooperar con la comunidad internacional para averiguar cuándo apareció el primer caso del nuevo coronavirus en los Estados Unidos.

Según un informe publicado por las autoridades sanitarias locales del condado de Santa Clara, California, hubo un caso de muerte a causa de la COVID-19 el 6 de febrero, unas tres semanas antes de la fecha en que los Estados Unidos anunciara su primera muerte causada por el virus.

El jefe ejecutivo del condado, Jeffrey V. Smith, citó informaciones del departamento de salud local las cuales reflejan que la transmisión comunitaria del coronavirus “podría haber comenzado ya en diciembre del año pasado”. ¿Cuándo apareció el nuevo coronavirus en los Estados Unidos? Esta respuesta también es crucial para la prevención y el control de la epidemia mundial.

Algunos políticos estadounidenses lanzaron un ataque de estigmatización contra China sin ningún fundamento, pero se hicieron los sordos ante las dudas razonables planteadas por la comunidad internacional. Esta no es la actitud adecuada para aclarar realmente la fuente del virus.

China es honesta y abierta a investigaciones internacionales. Sin embargo, China se opone a “politizar las investigaciones internacionales y estigmatizar al país”. Desde la perspectiva de las normas internacionales, la investigación de la epidemia debe ser dirigida por las Naciones Unidas, no por los Estados Unidos, que se adhiere al unilateralismo. Además, esta epidemia se ha producido en varios puntos del mundo y se desconoce su origen. Para realizar una investigación adecuada, es necesario ser justos, equitativos y tratar a todos los países por igual, para que podamos comprender a fondo los pormenores del brote y obtener respuestas responsables para toda la humanidad.

Fuente: https://medium.com/@criespanol/con-tantas-dudas-ee-uu-debe-ser-sometido-a-una-investigaci%C3%B3n-internacional-5ed89aa06538

Figueres, la Marca Hispànica, 11 de mayo de 2020.

DECENAS DE MILITARES SE CONTAGIARON DE CORONAVIRUS EN LOS JUEGOS MUNDIALES DE OCTUBRE DE 2019

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/05/covid-eeuu.jpeghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/05/covid-eeuu-150x150.jpegEDITORInternacionalUncategorizedcoronavirus,crímenes del liberalismo,imperialismo,neoliberalismo,oligarquía,sionismoLA VERSIÓN CHINA DE LOS HECHOS SALE REFORZADA TRAS EL DESCUBRIMIENTO DE CASOS DE COVID-19 EN LOS JUEGOS MILITARES MUNDIALES. No salimos todavía del terreno de los indicios, pero ya no quedan dudas razonables sobre el hecho de que las fechas de inicio de la pandemia son muy anteriores...Semanario online