LOS PERIODISTAS HAN REPORTADO EL CONTAGIO DE LOS ATLETAS EN OCTUBRE PERO SE NIEGAN A SACAR LAS CONCLUSIONES OBVIAS DE ESTE HECHO. Si los militares se hubieran contagiado en las calles de Wuhan, el brote no habría tardado todavía dos meses en estallar. O, dicho en otros términos, la pandemia tendría que haber estado muy extendida entre la población de Wuhan ya en el mes de octubre para que unos atletas alojados en dependencias reservadas a extranjeros se contagiaran. Sin embargo, no es el caso: el brote de Wuhan estalló en diciembre. Parece evidente que los atletas se contagiaron entre ellos, es decir, que al menos una delegación contagió a las otras y, luego, a los habitantes de Wuhan. Únicamente dicha secuencia causal es coherente con los hechos, a saber, el contagio de las delegaciones francesa, española, sueca… ¿y norteamericana? Pero, en este contexto, otras preguntas se plantean de forma insidiosa: ¿por qué los militares —todos de países de la OTAN— no informaron a la comunidad internacional sobre la existencia del virus?  ¿Por qué miente el ejército español cuando afirma que no hubo casos de Covid-19 entre los atletas españoles? ¿Por qué se niega el ejército francés a realizar las pruebas pertinentes a los atletas de su delegación? ¿Quién ocultó —y sigue ocultando— realmente la información, China u Occidente?

Un artículo de El Mundo informa el 5 de mayo sobre el contagio de la delegación francesa en los Juegos Mundiales Militares. El dato más importante aquí no es tanto el contagio como la fecha en que se produce, a saber, el mes de octubre, un factum que liquida de un batacazo la teoría del pangolín y el mercado de mariscos de Wuhan. Sin embargo, al final del artículo hace su aparición otro hecho inquietante:

La cadena “BFM TV” asegura que el ejército no tiene intención de hacer pruebas a los participantes de la competición para ver si tuvieron la COVID-19.

No sólo afirma que el ejército no hizo las pruebas en su momento, sino que se niega a hacerlas a posteriori cuando la pandemia está arrasando medio planeta. ¡Pero luego resulta que es China el país totalitario que “oculta información”! El domingo 10 de mayo, el diario El Mundo publicaba otro artículo en Crónica, pp. 44-45 (véase fotos) donde el periodista Lucas de la Cal se hace la siguiente pregunta:

¿Alguno de los militares presentó los síntomas del Covid-19 al regresar a España? Por ahora, el silencio impera en las altas instancias de la Armada.

Como pueden ver, es Occidente el que oculta información.

Y añade:

Lo único a lo que hemos podido acceder es a leer la respuesta que el Ministerio de Defensa dio el 4 de mayo a la Unión de Militares de Tropa (UMT), ante su pregunta el pasado 26 de enero sobre los protocolos médicos que habían realizado los participantes de los juegos de Wuhan: “Se informa de que, dado que al final de enero no se había tenido conocimiento de ningún participante infectado o con síntomas y se habían superado sobradamente los plazos de incubación del virus, se descartó la aplicación de cualquier tipo de verificación médica extraordinaria”. 

¿Pero no sería de sentido común realizar las pruebas pertinentes para detectar la presencia del virus o de sus anticuerpos en la sangre de los atletas militares españoles? En un artículo del 12 de mayo, sin embargo, el propio diario El Mundo desmiente la versión del ejército español, que ya había sido puesta en ridículo por As.  Hete aquí el titular de Crónica, en El Mundo, versión digital:

China. Militares españoles también tuvieron los síntomas. El octubre del virus en los Juegos Militares de Wuhan”. Todos caímos malos… Yo también estuve enferma, con síntomas que no había tenido antes”. Las declaraciones de Elodie Clouvel, atleta militar francesa, reabren la teoría de que el Covid-19 fue más madrugador de lo que se creía. Los chinos confirman que ya existía en octubre, aunque no precisan si había saltado al hombre.

En defintiva, el ejército español miente —¿para encubrir a los amos sionistas de la OTAN?— y nos hallamos ante un 11-M de dimensiones colosales, mundiales. Ya entonces, el atentado “terrorista” “islámicos” estuvo precedido, pocas horas antes, según El Mundo, por unos ejercicios militares de la OTAN que anticipaban a la perfección —como el Evento 201 respecto al Covid-19—  la matanza de Madrid. Otro sacrificio ritual.

Figueres, la Marca Hispànica, 12 de mayo de 2020.

DECENAS DE MILITARES SE CONTAGIARON DE CORONAVIRUS EN LOS JUEGOS MUNDIALES DE OCTUBRE DE 2019

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/05/juegos-militares4-768x1024.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/05/juegos-militares4-150x150.jpgEDITORInternacionalSionismocoronavirus,crímenes del liberalismo,genocidios anglo-americanos,imperialismo,neoliberalismo,oligarquía,posverdad,sionismo,terrorismoLOS PERIODISTAS HAN REPORTADO EL CONTAGIO DE LOS ATLETAS EN OCTUBRE PERO SE NIEGAN A SACAR LAS CONCLUSIONES OBVIAS DE ESTE HECHO. Si los militares se hubieran contagiado en las calles de Wuhan, el brote no habría tardado todavía dos meses en estallar. O, dicho en otros términos, la...Semanario online