LOS MILITARES ESPAÑOLES FUERON QUIZÁ CONTAGIADOS EN LA VILLA OLÍMPICA DE WUHAN POR OTROS MILITARES. La OTAN pudo infectar a los chinos utilizando como instrumentos de propagación del virus a los soldados que competían en los Juegos Mundiales. Los primeros casos de deportistas con Covid-19 son del mes de octubre, mientras que el primer civil chino contagiado es de diciembre. Los medios de comunicación occidentales se niegan a sacar las conclusiones evidentes de esta secuencia cronológica de los hechos y siguen manteniendo la tesis oficial del presunto brote de Wuhan en un mercado de mariscos. El silencio mediático sobre las fundadas sospechas que suscitan estos interrogantes resulta ensordecedor. 

La prensa corporativa de los profesionales de la manipulación, empresas de propiedad o capital judío en su inmensa mayoría, sigue en sus trece y sostiene que, si los militares de la OTAN se contagiaron en octubre, entonces esto sólo puede haber ocurrido porque el virus ya circulaba por Wuhan u otras zonas de China desde hacía tiempo. A fin de justificar sus postura adoptada de antemano e incuestionable, se aferran a supuestos estudios que especulan con fantásticas posibilidades a fin de hacer encajar las piezas del relato “oficial” obligatorio sobre la procedencia china de la pandemia.

UN SOCIÓLOGO DE FAMA MUNDIAL AFIRMA QUE LOS JUDÍOS CONTROLAN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Sin embargo, dichos militares, que residían en una Villa Olímpica —es decir, en unas dependencias relativamente aisladas—, sólo se podrían haber contagiado en Wuhan si la pandemia hubiera estado allí ya muy extendida en octubre. Y “muy extendida” significa aquí en fase de transmisión comunitaria, porque sólo 26.000 voluntarios atendían a los deportistas y Wuhan tiene una población de 12 millones de habitantes. Así las cosas, y dada la velocidad de propagación del Covid-19, no se puede explicar entonces que el brote estallara en diciembre. Una epidemia de tales características en la señalada fase de contagio es es imposible de disimular. Además, ¿con qué fin la silenciarían los chinos a sabiendas de que tarde o temprano iba a ser imposible ocultar algo tan enorme? Por tanto, cabe la posibilidad de que en Wuhan no hubiera virus cuando los militares extranjeros llegaron. Tal vez alguna delegación occidental —posiblemente la norteamericana, aunque este punto todavía no ha quedado acreditado más allá de los indicios— trajera ya el virus de fuera, contagiara otras delegaciones y, finalmente, éstas infectaran a los chinos.

LOS PERIODISTAS ESTÁN COMPRADOS

La pregunta es: ¿cómo pudieron los militares occidentales ocultar su propio contagio? Sabemos que en el caso sueco los soldados enfermos fueron, de vuelta a su país, confinados en una isla y forzados a callar. En efecto —y este dato es ya por sí solo harto incriminador—, en todos los ejércitos afectados por el Covid-19 se observa que a los soldados contagiados se les ordena “cerrar el pico”. El ejército español viene manteniendo hasta la fecha una política de ocultación de los hechos, sin que los periodistas profesionales, es decir, las presstitutas pagadas por la OTAN, muestren demasiado interés en investigar el potencial escándalo.

JUEGOS MILITARES

El Covid-19 llegó a España en octubre con los Juegos Militares de Wuhan: “Tuve todos los síntomas”

EL ESPAÑOL ha podido hablar con Uceta, entrenador de boxeo, y ha confirmado que tras volver enfermó a las pocas semanas supuestamente por el virus.

17 mayo, 2020 23:28

Fuente: https://www.elespanol.com/deportes/otros-deportes/20200517/covid-19-espana-octubre-juegos-militares-wuhan-sintomas/490701382_0.html

David Aguilar-Amat

¿Llevamos conviviendo más de lo que dicen con el coronavirus en nuestras vidas? A día de hoy nada es descartable y más tras las palabras protagonizadas por Elodie Clouvel, atleta militar francesa y campeona mundial de pentatlón moderno que participó en los Juegos Mundiales Militares de Wuhan que tuvieron lugar entre el 18 y el 27 de octubre.

“Todos caímos enfermos, incluso yo. Estuve enferma, con síntomas que no había tenido antes y relacionados con los que hoy en día tienen que ver con el coronavirus”, confesó Clouvel.

Dichas declaraciones hicieron saltar las alarmas y reabrieron la teoría de que el Covid-19 lleva esparciéndose por el mundo, incluido en España, durante al menos octubre, y que fueron dichos juegos los que empezaron a propagar el virus.

Entre ellos estaban Diego Uceta, entrenador y capitán de boxeo que fue también jefe de expedición y que días después de regresar a España a España tuvo que ir al médico ya que se encontraba muy mal con síntomas parecidos a los que hoy conocemos como el principio de poder tener coronavirus. En cambio, Daniel Bravo, presidente de la Federación de esgrima de Castilla y León, que acudió como delegado y juez árbitro de esgrima a los Juegos y con el que también ha podido hablar este periódico, no ha tenido nunca síntomas.

Era la primera vez que estos juegos se organizaban fuera de las bases militares y donde que todas las competiciones se celebraban dentro de una ciudad. Los deportistas se alojaron en una Villa Olímpica, acompañados por más de 26.000 voluntarios que cubrían sus necesidades. Por esa época nadie podía pensar lo que iba a ocurrir unos meses después en Wuhan.

El Covid-19 en China

No fue hasta el 20 de enero cuando el presidente chino, Xi Jinping, advirtió públicamente sobre el coronavirus. Ya había más de 3.000 personas infectadas en China. Pero echemos la vista atrás.

Si observamos la web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), basándose en las informaciones desde China, el primer caso confirmado de Covid-19 ocurrió el 8 de diciembre en Wuhan.

La primera persona contagiada reconocida por las autoridades chinas es una mujer de 57 años llamada Wei Guixian. Wei empezó a mostrar los síntomas el 10 de diciembre y seis días después, ingresó en el hospital por una “enfermedad desconocida”.

2019 y el coronavirus

Mirando un informe publicado en la revista médica The Lancet, se estableció que la primera infección tuvo lugar el 1 de diciembre. Otra información publicada el diario South China Morning Post, el primer caso se remontaría al 17 de noviembre.

Un informe de un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, afirma que el coronavirus no habría salido de Wuhan, sino del sur de China entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre.

El estudio que podría demostrar que sería muy probable que el coronavirus estuviese presente ya en los Juegos Militares es el de los investigadores del University College de Londres que considera que el virus podría estar en los humanos entre el 6 de octubre y el 11 de diciembre.

Aquí puede observarse cómo el diario El Español intenta desesperadamente citar fuentes dignas de crédito que permitan salvaguardar la versión oficial del virus chino, con horquillas tan absolutamente inconsistentes como una que va del 6 de octubre al 11 de diciembre o, peor, del 13 de septiembre al 7 de diciembre. Hipótesis totalmente incompatible —insistamos en este punto— con las tasas de contagio del Covid-19 acreditadas por la trágica experiencia española. El coronavirus no puede estar “propagándose silenciosamente” durante tres meses sin declararse con unas dimensiones imposibles de encubrir. Pero la tarea de las presstitutas sionistas es borrar las pistas que conducen a los asesinos de la OTAN.  Prosigamos con el infame artículo de El Español:

¿Y España?

La delegación española consiguió un bronce en la prueba de relevos de la pista de obstáculos. Tras la clausura, los españoles volvieron a casa divididos en tres grupos, tanto en vuelos comerciales Wuhan-Pekín-Madrid como Wuhan-París-Madrid, y a nadie se les hizo prueba alguno del coronavirus. El último español aterrizó en Madrid el 30 de octubre.

Esta semana, después de que salieran a la luz síntomas en militares franceses que estuvieron en los juegos, jefes de equipos españoles participantes en Wuhan se han dirigido a sus deportistas para consultarles si mostraron indicios de haber sufrido el coronavirus.

Defensa quiere hacer test

El Ministerio de Defensa ha confirmado este domingo que realizará test de detección de coronavirus a todos los militares deportistas y miembros de la delegación española que viajaron a Wuhan.

“Con carácter voluntario, a los miembros de la delegación que lo requieran, se les realizará una prueba correspondiente para la determinación de la presencia del SARS-CoV-2”, informó el Ministerio por medio de un comunicado.

Según Defensa, la Subsecretaría del Ministerio contactará, a partir de este lunes, con todos los miembros de la citada delegación para saber quiénes quieren realizar, de los que no la hayan hecho ya, voluntariamente la prueba y proceder a efectuarla.

Testimonios de los españoles

El primer caso confirmado de coronavirus en España fue un paciente de Valencia que falleció el 13 de febrero al que se hizo una autopsia “a posteriori” que dio positivo al virus. Pero si atendemos al testimonio de Diego Uceta, en España el Covid-19 podría estar presente desde octubre. Y todo debido a los Juegos Militares.

“En Wuhan estábamos todos bien y nadie habló sobre el coronavirus. Yo tuve problemas estomacales, pero los asocié con la comida”, comenta Uceta para EL ESPAÑOL.

El problema vino realmente en su regreso a España, días después de aterrizar: “Tuve que ir al médico a los 15 días de llegar. Tenía un malestar tremendo y para que yo vaya al médico, que nunca voy, muy malo tenía que estar”.

¿Síntomas parecidos a poder tener el coronavirus? Diego lo relata así: “Me dolía mucho el pecho, me costaba respirar y lo hacía mal, no podía casi ni caminar, casi me asfixiaba y me cansaba mucho. Andaba tres pasos y me fatigaba muchísimo y tuve un poco de fiebre. Me recetaron ventolín y paracetamol y lo interpretaron como una gripe o constipado. Claro, por aquella época aquí no se sabía nada del coronavirus. Los síntomas me duraron tres semanas. Hice vida normal como si fuese una simple gripe. Todo fue muy lento y lo que me habían recetado no me estaba sirviendo para nada ya que yo me suelo recuperar muy rápido de cualquier problema. Ahora obviamente hago lo que muchos españoles y salgo a la calle con mascarilla. Eso sí, existe un problema porque no se si tengo el coronavirus o si lo he pasado”.

Sobre la posibilidad de que el coronavirus estuviese presente a finales de 2019 en España, él lo tiene claro: “Yo creo que lo tuve. Y como yo varios españoles más y deportistas de otro país. Todo ello me hace pensar que trajimos el coronavirus, que lo contrajimos en Wuhan, donde fue el principal foco de infección, y que lleva en España desde octubre-noviembre, por lo que, de ser así, se habrían tomado medidas tres meses después. Si nos ha pillado ahora a todos desprevenidos, imagínate si llevase aquí desde tres meses antes”.

Preocupado, miedo… numerosas cosas se le pasa a Uceta por la cabeza pensando que pudo ser de los primeros españoles en tener el coronavirus.

“Obviamente estoy preocupado y tengo miedo por he podido contagiar a mucha gente, incluida mi familia. Desde que me pasó todo, no he vuelto a tener síntomas parecidos”, manifiesta.

Fue el pasado viernes cuando decidió hacerse las pruebas de coronavirus por decisión propia debido a todo el revuelo que se estaba montando. Ahora está a la espera de que le confirmen los resultados. Como él, Pedro Retuerto, compañero suyo en la habitación, que también tuvo síntomas parecidos a los de Diego.

El caso de Daniel Bravo, con el que también ha podido hablar este periódico, es muy diferente. Presidente de la Federación de esgrima de Castilla y León, a los Juegos Militares acudió como delegado y juez árbitro de esgrima.

“Yo sinceramente nunca he tenido síntomas de coronavirus. Ni en Wuhan ni al llegar a España ni durante estos meses. Nos ha dicho el Ministerio de Defensa que, con carácter voluntario, que nos harán test de coronavirus, pero yo aún no sé si me los haré. Mi mujer es enfermera y creo que ambos estamos libres de Covid-19”.

Sobre la posibilidad de que los Juegos Militares fuesen el primer foco de coronavirus y que pudiese estar en España desde finales de 2019, Bravo piensa que no es así: “Si todo hubiese ocurrido de esta forma, lo hubiésemos sabido y muchas más personas hubiesen caído enfermas. Había muchos militares y en mi opinión, si realmente hubiésemos sido la vía de transmisión desde Wuhan a España, familiares y compañeros de trabajo se hubiese contagiado y las Fuerzas Armadas hubiesen quedado muy afectadas. Además, son muchos días entre octubre-noviembre y finales de febrero-marzo, que es cuando dicen que ya podía estar el coronavirus en casa”.

El coronavirus estaba en España a principios de noviembre, pero sólo dentro de ciertos cuarteles —instituciones semicerradas— con gente afectada muy joven y asintomática que fue propagando la infección entre la población civil desde mediados de ese mismo mes. Así que en diciembre tenía que haber ya enfermos de Covid-19 en nuestro país, pero no fueron diagnosticados como tales porque se desconocía la enfermedad. Las correspondientes necropsias y tests podrían demostrar que, como ocurrió en EEUU, casos de Covid-19 fueron confundidos —adrede o no— con gripes o neumonías. Todo ello porque la OTAN ocultó los hechos y permitió, por tanto, que la epidemia fuera adquiriendo niveles de propagación comunitaria. A esta fuente originaria de infección se añadieron, a posteriori, otras procedentes de China y de diversos países extranjeros, que alimentaron así la mitología neocon sionista del virus chino.  

Otras conspiraciones

La teoría china que se maneja de forma extraoficial entre sus dirigentes es que el coronavirus nació en los Juegos Mundiales Militares, apuntando así a Estados Unidos.

El primero en señalar la teoría fue el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian a través de su cuenta de Twitter. Este publicó un video de Robert Redfield, director de Control y la Prevención sanitaria en EEUU, que declaró al Congreso de EEUU el 11 de marzo que algunas muertes por gripe en EEUU antes del inicio de la crisis fueron identificadas más tarde como casos provocados por el coronavirus

Ahora habrá que esperar a todos esos resultados de los test que  Ministerio de Defensa ha decidido realizar, siempre de forma voluntaria, a aquellos miembros de la delegación española que viajaron hasta Wuhan (China).

MILITARES EXTRANJEROS ENFERMOS EN OCTUBRE Y CIVILES CHINOS INFECTADOS EN DICIEMBRE: ¿QUIÉN CONTAGIÓ A QUIÉN?

A continuación reproducimos una investigación independiente emprendida por usuarios de la Burbuja Inmobiliaria:

Investigación desarrollada por usuarios de la Burbuja Inmobiliaria

Fuente: https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/trabajo-de-investigacion-sobre-el-coronavirus-de-varios-foreros-y-exforeros-posible-bombazo.1348948/

Nota: Todo lo relatado en el siguiente post parte de un trabajo basado en hipótesis y cotejo de datos. Nada está confirmado oficialmente.

Todo parte de la noticia de Diario 16, escrita por Beatriz Talegón, conectando la posibilidad de que soldados del ejército español destinado a los Juegos olímpicos militares de Wuhan contrajeran el virus y lo extendieran por la base de Torrejón de Ardoz:

Torrejón de Ardoz: misterioso foco inicial de COVID-19 y absoluto silencio sobre la base militar – Diario16

Hablamos de hechos acaecidos en octubre.

En una noticia, publicada horas antes por la misma periodista se recoge el siguiente dato:

“Al regresar a España, a finales de octubre, algunos comenzaron a sentir algo parecido a una gripe, «pero más fuerte». Incluso, uno de ellos, ha llegado a tener neumonía a finales de 2019.”

Fuente: Militares españoles que participaron en los juegos mundiales de Wuhan en octubre habrían vuelto contagiados de COVID-19 – Diario16

Según lo relatado, dos militares enfermaron al volver, suponiendo cinco días de incubación de contagio o mas, sería muy sospechoso que nada más llegar a Wuhan, enfermaran. O el virus estaba ya muy extendido por la región (oficialmente a partir de Diciembre), o muy difícil de explicar.

¿Acaso lo primero que hicieron fue ir al mercado de mariscos de Wuhan de turismo a respirar restos de animal infectado? ¿O las altas tasas de concentración de gente en esos eventos hicieron su trabajo?

Los soldados a su regreso fueron ingresados en el Hospital Militar Gómez Ulla.

Dos de los soldados infectados al regreso son de León:

Fuente: Varios españoles tuvieron síntomas compatibles con coronavirus tras los Juegos Militares de octubre en Wuhan

Y ojo al brote fuerte de Coronavirus en la zona.

(véase fuente)

Por otro lado, nos encontramos con lo siguiente:

“La alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno, y el concejal de Deportes, Cristóbal Casado, recibieron en la tarde de ayer a Juan Francisco Paredes, que recientemente ha conseguido alzarse con la medalla de Bronce, en la modalidad de Pentatlón Naval, en los Juegos Mundiales Militares de Wuhan 2019 (China). El joven militar aguileño, preparador físico del Águilas Club de Fútbol, se disputó el tercer puesto entre doce mil participantes.”

Águilas, justo a un paso de Cartagena.

Fuente: López Miras anuncia el confinamiento de los municipios turísticos de la Región, Águilas, Cartagena, Mazarrón, Los Alcázares, San Javier y San Pedro del Pinatar

Los 3 militares de la escuela de Cartagena fueron condecorados. Esto podría explicar por qué se cerraron las zonas militares de Murcia al inicio de la cuarentena.

En Murcia también encontramos a participantes de los juegos:

(véase fuente)

Sede de la PAPEA.

Respecto al confinamiento de Murcia, el presidente de la Región dijo lo siguiente:

Talegón insiste en otro artículo, detallando que militares de que países han sido infectados:

Militares de Italia, Suecia, Francia y España con síntomas de COVID-19 tras estar en los juegos mundiales de Wuhan en octubre – Diario16

Países gravemente afectados por el Covid-19 SARS2.

¿Es posible que la cepa mutada con 70 veces más capacidad de contagio, también llamada cepa inglesa en los medios, sea en realidad la cepa militar?

Ahora analicemos la siguiente imagen:

(véase fuente)

Y la siguiente:

(véase fuente)

Y en Armilla nos encontramos con lo siguiente:

Ejército del Aire – Organización – Emplazamiento

Además el 27 de abril:

*Localidades TODAS conectadas.

¿Se han desplazado soldados de dicha base a los juegos o ha vuelto parte de la delegación a través de esta base? ¿Se han contaminado las limpiadoras del avión? ¿Han extendido los soldados sin saberlo el virus por la base y sus alrededores?

En Toledo nos encontramos con la base de infantería, y esto nos aparece cuando buscamos sobre los efectos del virus en la zona:

Fuente: Talavera y Toledo suman 600 fallecidos por COVID, 257 enfermos hospitalizados y más de 1.600 curados

Recapitulamos:

El Mundo:

Españoles enfermaron en los juegos militares de Wuhan y a su regreso con síntomas compatibles con la Covid-19

Fuente: 200 militares y guardias civiles viajaron a la zona cero del coronavirus hace 3 meses

25 de Enero

Finalizan los VII Juegos Mundiales Militares celebrados en China.

Sin embargo:

Defensa no detectó ningún militar con síntomas tras los Juegos de Wuhan

Recomendamos enlazar la fuente para visionar las imágenes incorporadas al texto. Seguiremos informando.

Figueres, la Marca Hispànica, 1 de junio de 2020.

EJÉRCITOS DE LA OTAN OCULTARON LA TEMPRANA INFECCIÓN DE SUS ATLETAS

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/06/delegación-española-juegos-militares-wuhan-1024x576.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/06/delegación-española-juegos-militares-wuhan-150x150.jpgEDITORNacionalSionismoUncategorizedcoronavirus,crímenes del liberalismo,destacats,extrema derecha,genocidios anglo-americanos,imperialismo,oligarquía,sionismo,terrorismo,voxLOS MILITARES ESPAÑOLES FUERON QUIZÁ CONTAGIADOS EN LA VILLA OLÍMPICA DE WUHAN POR OTROS MILITARES. La OTAN pudo infectar a los chinos utilizando como instrumentos de propagación del virus a los soldados que competían en los Juegos Mundiales. Los primeros casos de deportistas con Covid-19 son del mes de...Semanario online