EL REFERENTE BRASILEÑO DE SANTIAGO ABASCAL PROPICIA EL APOCALIPSIS COMO CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA JUDÍA. Hace ya mucho tiempo que anunciamos el genocidio sionista y nadie podía creernos. ¿Bulos antisemitas? Pero la denuncia ya ha sido interpuesta por 60 sindicatos sanitarios y no parece que en CARRER LA MARCA hayamos exagerado ni una coma la espantosa realidad de los hechos. La nueva extrema derecha occidental, antifascista y sionista cristiana, está dirigida por ese estado pontificio del judaísmo que es Israel. Y utiliza el holocausto como escudo moral para lograr sus criminales objetivos con total impunidad. Mientas la izquierda progre persista en su discurso antifascista, la sociedad no entenderá el fenómeno ultra que se desarrolla ante nuestros ojos. Alimentar el antifascismo basado en la fraudulenta “ideología del Holocausto” (Norman Finkelstein) legitima el discurso de la derecha radical y tendrá consecuencias desastrosas para todos los pueblos “gentiles” (no-judíos) del mundo. Sólo la verdad —hasta ahora ocultada y reprimida— sobre lo sucedido en la Segunda Guerra Mundial, puede salvar a los pueblos del terrorífico destino que los fanáticos bíblicos les tienen reservado.

Fuente: https://www.elperiodico.com/es/internacional/20200728/bolsonaro-genocidio-acusado-corte-la-haya-8056252

Sindicatos de la salud acusan a Bolsonaro de genocidio ante el Tribunal de La Haya

“La materialidad de los crímenes cometidos está debidamente confirmada”, sostiene el colectivo que reúne a más de un millón de trabajadores

Con los 685 decesos de este lunes, Brasil acumula desde el mes de marzo un total de 87.737 decesos y 2.446.397 contagios por covid-19

Brasil registró el lunes 685 muertes  y 26.496 casos por covid-19. El gigante sudamericano acumula 87.737 decesos y 2.446.397 personas contagiadas. Con el peso de esas cifras, más de 60 sindicatos de trabajadores de la salud han denunciado al presidente Jair Bolsonaro ante el Tribunal Penal Internacional en La Haya (TPI) por su responsabilidad en el modo en que impactó la pandemia en ese país.

Según Regina Costa, una de las portavoces del colectivo, “Bolsonaro ha llevado a cabo una estrategia genocida”. Para la Red Sindical UniSaúde, que representa a más de un millón de médicos, técnicos y enfermeros, “la materialidad de los crímenes cometidos está debidamente confirmada” en las acciones y omisiones del jefe del Estado, entre ellas, la deriva de la política sanitaria. Desde hace meses, un general, Eduardo Pazuello, experto en logística, se encuentra al frente del Ministerio de Salud, donde nombró a varios militares como subordinados.

El papel del capitán retirado, sostienen los denunciantes, ha quedado en evidencia cuando promovió “la aglomeración de sus partidarios, acercándose a ellos sin máscara” y en la defensa de “medicamentos como la hidroxicloroquina, para los cuales no hay pruebas científicas de su efectividad contra la enfermedad”. UniSaúde considera a su vez que Brasil se ha expuesto a una “tragedia general” porque el Gobierno de ultraderecha “no observó la pandemia como debería”. Se recuerda en ese sentido cuando el covid-19 fue calificado de “gripecita” y otras subestimaciones del mismo tono.

Ya se han presentado ante el TPI otras denuncias similares contra el mandatario. La fiscalía del tribunal con sede en La Haya posibilita a través del artículo 15 de su carta fundacional, el Estatuto de Roma, que organizaciones, oenegés e incluso personas individuales envíen información documentando supuestos delitos.

Críticas de la Iglesia Católica

Pero además, un grupo de 152 obispos, arzobispos y obispos eméritos de la Iglesia Católica preparan una repulsa pública de la política sanitaria de Bolsonaro. En la llamada ”Carta al Pueblo de Dios’, los religiosos, cuyo borrador ya ha sido divulgado por la prensa, sostienen que Brasil atraviesa uno de los momentos más difíciles de su historia, que podría compararse con una “tormenta perfecta”, propiciada por el Gobierno.

El texto final debe ser aprobado por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil. Los que ya lo han suscrito advierten de la reiteración por parte del Ejecutivo de “discursos anticientíficos que intentan naturalizar o normalizar el flagelo de las miles de muertes, tratándolas como fruto de una casualidad o del castigo divino”. El documento augura al mismo tiempo un “caos socioeconómico” con la correspondiente “hambruna” para los próximos meses.

Brasil tiene una tasa de alrededor de 41 muertes por cada 100.000 habitantes, frente a un 44 por cada 100.000 de Estados Unidos. Bolsonaro acaba de recuperarse de la infección. El capitán retirado atribuyó su curación a la cuestionada hidroxicloroquina, que se acumula en las dependencias estatales contra la escasez de otros medicamentos y recursos indispensables para tratar a los enfermos. Bolsonaro ha contado con mayor suerte que nueve alcaldes que perdieron la vida por el covid-19. La superación de la enfermedad le ha dado mayor fuerza a su reclamo en favor de la reapertura de las actividades económicas.

Vacunas

“Una verdadera epidemia dentro de la pandemia, el uso indiscriminado de cloroquina e hidroxicloroquina puede ser la causa de miles de muertes innecesarias de personas”, señaló Mathias Alencastro, columnista de ‘Folha de Sao Paulo’. “Sin embargo

-lamentó-, la verdad científica no resuelve el problema” porque la defensa de esa droga es parte en Brasil de un variopinto movimiento “antivacunas” que reúne a anticapitalistas, ‘hippies’, religiosos, libertarios, nihilistas, homeópatas y reaccionarios en cargos públicos. “La comunidad científica, el Congreso y la Corte Suprema deben tomar medidas radicales para evitar que la estafa de cloroquina se repita con la vacuna. Brasil no puede permitirse errar en la cura como lo hizo en la enfermedad”.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) ha aprobado la realización de pruebas entre la población de las vacunas desarrolladas por la compañía farmacéutica estadounidense Pfizer junto con la compañía alemana de biotecnología BioNTech. Desde hace semanas se efectúan también los testeos de inmunización de la Universidad de Oxford en asociación con la compañía farmacéutica AstraZeneca. La semana pasada se aplicaron en el Hospital das Clínicas de São Paulo las primeras dosis de la vacuna de la compañía farmacéutica china Sinovac.

LOS PAÍSES CON MÁS VÍCTIMAS DE COVID-19 ESTÁN MANDATADOS POR ULTRADERECHISTAS COMO SANTIAGO ABASCAL

LOS ULTRAS ESTADOUNIDENSES INTERPRETAN EL LIBRO DEL APOCALIPSIS COMO UN PLAN DE EXTERMINIO

No todos los cristianos —y ni siquiera todos los evangélicos— pueden ser calificados como fundamentalistas y sionistas mesiánicos cristianos, pero lo cierto es que el texto bíblico constituye un campo abonado para justificar toda clase de crímenes e incluso de genocidios. En el caso de los sionistas cristianos estadounidenses —en los que se inspiran las sectas evangélicas brasileñas vinculadas a Bolsonaro—, la política del Estado de Israel y la Biblia resultan a la postre inseparables. Los creyentes esperan la salvación apoyando los planes genocidas del sionismo israelí. Dichos planes tienen muy presente el texto literal del Apocalipsis de San Juan y, sólo por este motivo, cabe afirmar que las presuntas Sagradas Escrituras y singularmente ese libro del Nuevo Testamento son leídos por los perturbados bíblicos como una agenda genocida. Así explica el locutor evangélico Dale Crowley las pretensiones delirantes del sionismo cristiano:

No se trata de un grupo de “locos” sino, por el contrario, de ciudadanos estadounidenses de clase media y media alta tradicionales que donan millones de dólares por semana a los pastores evangélicos que difunden los fundamentos del culto por televisión. Todos leen a Hal Lindsey y Tim LaHaye y comulgan con un objetivo: facilitar la tarea de Dios para que los lleve con Él a los cielos, libres de pecado y, desde allí, observar el Armagedón y la destrucción del planeta Tierra.

(Fuente: Stephen Sizer, El sionismo cristiano. ¿Hoja de ruta a Armagedón?, Madrid, Bósforo, 2009, p. 28). Según Crowley, el sionismo cristiano es el culto que más crece en Estados Unidos. La notable penetración evangélica en Iberoamérica y, por ende, en Brasil, también procede de este sector sionista fanático. Según la investigadora Grace Halsell, el mensaje del sionismo cristiano puede resumirse así

(…) puesto que todo lo que hace Israel está orquestado por Dios, el resto de nosotros debe aprobarlo, apoyarlo e incluso ensalzarlo (op. cit., p. 28).

Los fundamentalistas evangélicos sionistas creen firmemente que Dios les arrebatará a los cielos a través del aire y, así las cosas, se construyen casas con tejados especiales. De tal suerte que, llegada la hora, puedan apretar un botón y abrirlos de forma automática para facilitarle el trabajo del rapto al todopoderoso Yahvé. Por supuesto, no estamos hablando de personas “locas” en el sentido habitual de la palabra, sino de un transtorno delirante colectivo que, caso de devenir mayoritario, convertiría el “locos” —o algo peor, de signo diabólico— a quienes se limitaran a señalar la verdad de la muerte, monda y lironda, como finitud radical de todas las cosas:

En el sionismo cristiano estadounidense prevalece la corriente dispensacional, cuyas enseñanzas hacen hincapié en el rapto de la iglesia, la reconstrucción del templo y la inminente batalla del Armagedón (op. cit., p. 30).

A los efectos del presente artículo, conviene subrayar las siguientes palabras de George Marsden:

En su mayoría, este movimiento neoevangélico ha dejado de lado los pormenores del dispensacionalismo pero aún conserva la firme creencia de que las acciones de Israel han sido ordenadas por Dios. Esta creencia goza de una inmensa popularidad en Estados Unidos, aunque no se la menciona en proporción a su importancia (op. cit., pp. 30-31).

Las políticas ultraderechistas basadas en el sionismo dan por supuesto que el Apocalipsis —revelación— no sólo ocurrirá, sino que debe suceder, es decir, que en sí mismo es acontecimiento positivo y, por tanto, conviene propiciar la consumación del catastrófico suceso. Esto significa que los no-elegidos, los condenados, a diferencia de los elegidos —léase: de los judíos y los sionistas gentiles que les apoyan— han de ser literalmente exterminados por Dios. Pero “Dios” es aquí… los propios believers (creyentes), quienes se convierten así, todos ellos, como consecuencia de sus ideas, en unos asesinos genocidas en potencia. A tenor de que el Apocalipsis incluye las plagas —enviadas por el Dios judío contra los gentiles—, favorecer la propagación de las mismas es una obligación moral de los sionistas. Bolsonaro ha pasado de las palabras a los hechos, promovido el contagio del Covid-19 en nombre de Israel y perpetrado un crimen de lesa humanidad que es el resultado consecuente e inevitable de la ideología neoconservadora sionista. 

EL EJÉRCITO METIÓ EL VIRUS EN ESPAÑA Y LUEGO TAPÓ LOS HECHOS (1)

LA ULTRADERECHA SIONISTA ESPAÑOLA PRETENDE APLICAR EN NUESTRO PAÍS LA MISMA POLÍTICA BÍBLICA QUE BOLSONARO EN BRASIL

Los neocon sionistas controlan el Pentágono y, por tanto, la OTAN. Ahora bien, el cumplimiento de la profecía judía no es sólo un imperativo que se aproveche de circunstancias ocasionales y accidentales, sino que constituye un mandato divino. La oligarquía pretende así escribir la historia de manera que se corresponda con el texto bíblico. La plaga ha sido creada e introducida en Occidente por los believers bíblicos. Ahora se trata de propagarla todo lo posible y de ello se encargan los mandatarios sionistas en EEUU, Reino Unido y Brasil. En España, el partido sionista Vox no gobierna, pero su modelo político es el mismo que el de Bolsonaro. Saquen ustedes las consecuencias de esta incontestable aseveración.

Santiago Abascal con Eduardo Bolsonaro, el hijo de Jair Bolsonaro, planificando en EEUU el exterminio del pueblo español.

Abascal se cita con el hijo de Bolsonaro y con la derecha de EEUU en su gira americana

Abascal ha sido invitado por The American Conservative Union Foundation, entidad encargada de la organización de este foro que ha congregado a más de 10.000 personas

29/02/2020 20:29 – ACTUALIZADO: 01/03/2020 02:06

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha asistido en Washington al discurso de clausura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el encuentro que reúne al movimiento conservador del país norteamericano desde hace más de 40 años. Abascal está de gira por EEUU junto al portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que ya acudió el año pasado.

“España y Estados Unidos son dos países amigos y aliados que deben fortalecer todavía más su relación”, ha señalado durante su visita Abascal, quien ha destacado sentir un “gran respeto” por la figura de Trump.

Precisamente, ha subrayado que la gestión del presidente de Estados Unidos está siendo “muy exitosa” desde el punto de vista económico y que cuenta con un “gran respaldo” entre sus votantes. “Compartimos que el futuro pertenece a los patriotas, no a los globalistas, su mensaje en defensa de los intereses nacionales frente a los organismos supranacionales y su coraje frente a la dictadura de la corrección política”, ha manifestado el líder de Vox.

Abascal ha sido invitado por The American Conservative Union Foundation, entidad encargada de la organización de este foro que ha congregado a más de 10.000 personas. Durante estos días el presidente de Vox está manteniendo una agenda de encuentros con representantes políticos y de la Administración estadounidense, centros de pensamiento (‘think tanks’) y medios de comunicación internacionales.

No es la primera vez que Vox acude a esa cita. Hace un año, tras la irrupción de Vox en las elecciones andaluzas y antes de las generales de abril, Espinosa de los Monteros recordó su reciente viaje a la Conservative Political Action Conference, donde hablaron Donald Trump, Mike Pence, la Asociación Nacional del Rifle y demás representantes de la derecha estadounidense: “Estuvimos ahí cinco días y volvimos diciendo: ‘Bueno, nosotros somos unos tibios socialdemócratas en comparación’. Cuando oyes lo que es la derecha americana estamos muy por detrás de ellos”.

Entonces Vox era un partido sin representación parlamentaria en España y hoy es la tercera fuerza política. El interés y los contactos en EEUU se han disparado en el exterior. El presidente de Vox ya viajó a primeros de febrero a Roma para asistir a la Conferencia de Conservadurismo Nacional, en la que también se dieron cita el exministro de Interior de Italia y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, y el primer ministro de Hungría, el nacionalista Viktor Orbán.

Ni Abascal ni Espinosa de los Monteros figuran en el extenso listado de conferenciantes de esta edición de la CPAC. Un lugar en el que sí se cuela el hijo de Jair Bolsonaro, Eduardo, y el propio Nigel Farage. Presentado como “el padrino del Brexit”, el exlíder de UKIP es uno de los ‘speakers’ extranjeros más repetidos en los últimos años.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/espana/2020-02-29/abascal-discurso-de-trump-futuro-pertenece-patriotas-no-globalistas_2476296/

Mientras la izquierda —plagada también de antifascistas y cómplices de Israel— siga regalándoles a los ultraderechistas el usufructo del patriotismo, el pueblo trabajador español —¡¡¡inmensa mayoría de la población!!!— irá de mal en peor. Pero la nación es el pueblo; y el pueblo, la nación. No hay otra “nación” o “patria” que el pueblo mismo. Los próximos meses serán cruciales en el proyecto de construcción de una izquierda nacional que coloque el socialismo y el nacionalismo bajo la bandera de una misma causa.

Figueres, la Marca Hispànica, 5 de agosto de 2020.

JAUME FARRERONS: “ALBERT RIVERA OCULTÓ LOS VÍNCULOS ENTRE PUIGDEMONT Y LA SECTA ULTRADERECHISTA JUDÍA CHABAD”.

 

 

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/08/bolsonaro-judío-candelabro.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/08/bolsonaro-judío-candelabro-150x150.jpgEDITORInternacionalcoronavirus,crímenes del liberalismo,extrema derecha,genocidios anglo-americanos,judaísmo,judeo-cristianismo,memoria histórica,oligarquía,sionismo,terrorismo,voxEL REFERENTE BRASILEÑO DE SANTIAGO ABASCAL PROPICIA EL APOCALIPSIS COMO CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA JUDÍA. Hace ya mucho tiempo que anunciamos el genocidio sionista y nadie podía creernos. ¿Bulos antisemitas? Pero la denuncia ya ha sido interpuesta por 60 sindicatos sanitarios y no parece que en CARRER LA MARCA...Semanario online