A FECHA DE HOY LA TASA DE FALLECIDOS POR CADA CIEN MIL HABITANTES ES DE 65,7 EN ESPAÑA Y DE 64,7 EN EEUU. Fuente: Google. El gráfico refleja las tasas de mortalidad por países con fecha de 7 de octubre. Fuente: RTVE. Cuando les recuerdas a los ultraderechistas de Vox la matanza perpetrada en EEUU bajo el mandato Donald J. Trump, su estrategia discursiva consiste en agarrarse al mayor volumen de población estadounidense y a la tasa de mortalidad imputable a Pedro y Pablo, que sería infinitamente superior. Sin embargo, este dato es, una vez más, falso, tan falso como el trumpero Santiago Abascal, quien intenta bloquear las medidas de confinamiento del gobierno de Pedro Sánchez para así provocar una auténtica carnicería en los barrios pobres de Madrid. 

201.316 MUERTOS O EL GENOCIDIO DE TRUMP

Las tasas de mortalidad de EEUU y España son muy parecidas y la de los estadounidenses crece más rápido que la española, de manera que en breve la superará. Por otro lado, cuando se habla del genocidio de Trump, no cuentan sólo las cifras de víctimas, sino las políticas que, por acción u omisión, han facilitado —con perversa intencionalidad— la propagación de la pandemia. En el caso de España, puede hablarse de inepcia o incompetencia del gobierno de Pedro Sánchez, pero a Trump —y a otros líderes ultraderechistas pro-Israel como Jair Bolsonaro o Boris Johnson— cabe acusarles de crimen de masas y traición a la nación que dicen defender. Sea como fuere, los ultra-sionistas no son capaces de explicar que la tasa de mortalidad de Alemania, un país con un nivel de desarrollo muy similar al de los EEUU, sea de 11,7 fallecidos por cien mil habitantes. O, sin ir tant lejos, el caso de Canadá, con 27,6 fallecidos por cien mil habitantes. En cambio, el Reino Unido del ultra-sionista Boris Johnson ostenta una tasa de mortalidad de 65,5 víctimas por cien mil habitantes. Brasil, bajo el mandato del ultra-sionista y amigo de Abascal Jair Bolsonaro, ostenta una tasa de mortalidad de 71,9 víctimas por cien mil habitantes. Bolivia, gobernada también por la extrema derecha evangélico-sionista, muestra una tasa de 73,9 víctimas por cien mil habitantes. Chile, mandatada por una derecha neoliberal próxima al PP, ha “logrado” una “tasa Ayuso” de 68,3 víctimas por cien mil habitantes. Perú, en manos de una derecha neoliberal muy parecida a la chilena y a la española del PP, muestra la tasa de mortalidad más alta del mundo, con 105 víctimas por cien mil habitantes. Todo esto son “éxitos” de una derecha que obedece a una intencionalidad genocida, pero que en España no sólo acusa a Pedro Sánchez de no confinar a tiempo y, acto seguido, de confinar o haber confinado, sino que se empeña en minimizar la pandemia, obstruir las medidas sanitarias gubernamentales y provocar, adrede, este fenómeno de dimensiones planetarias que ya podemos denominar genocidio ultraliberal y sionista-cristiano de los pobres en el mundo occidental.

Figueres, la Marca Hispànica, 8 de octubre de 2020.

DONALD J. TRUMP: “YO SOY EL ELEGIDO POR DIOS”

https://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/10/tasa-de-mortalidad-2-2-1024x707.jpghttps://intra-e.com/lamarca/wp-content/uploads/2020/10/tasa-de-mortalidad-2-2-150x150.jpgEDITORInternacionalcoronavirus,crímenes del liberalismo,extrema derecha,genocidios anglo-americanos,neoliberalismo,oligarquía,sionismo,voxA FECHA DE HOY LA TASA DE FALLECIDOS POR CADA CIEN MIL HABITANTES ES DE 65,7 EN ESPAÑA Y DE 64,7 EN EEUU. Fuente: Google. El gráfico refleja las tasas de mortalidad por países con fecha de 7 de octubre. Fuente: RTVE. Cuando les recuerdas a los ultraderechistas de...Semanario online